icon-account icon-glass

Cómo prevenir y tratar manchas solares

Posted by Mirela Mendoza on

Cómo prevenir y tratar manchas solares

Durante el verano todas queremos tener un color dorado y disfrutar de ese glow particular luego de unos días soleados. Uno de los resultados menos favorecedores luego de exponernos a los rayos UV es la aparición de pequeños puntos en la cara, los brazos, y la parte superior de la espalda.

Estas pequeñas manchas son comunes en las personas de piel clara y se vuelven más frecuentes a medida que envejecemos. Si bien no hay nada de malo con las manchas solares o las pecas, para muchas es importante evitarlas. Hacerlo puede ser muy sencillo si practicamos las técnicas de prevención adecuadas.

Hoy te comparto los mejores consejos sobre cómo prevenir y tratar las manchas solares en la piel, incluso si eres como yo y pasas muchísimo tiempo al aire libre.

¿Qué son las manchas solares?

Las manchas solares son daños en la piel causados por la exposición prolongada a los rayos UV. Para protegernos de los efectos dañinos del sol, la piel aumenta la producción de melanina, el pigmento que le da color a la piel. Muchas veces este aumento de melanina es irregular y con el tiempo algunas áreas de la piel pueden desarrollar acumulaciones de este pigmento, lo que resulta en manchas solares.

Las manchas visibles pueden tardar muchísimo tiempo en desarrollarse y ser visibles en la superficie de la piel, por lo que es vital usar protección solar desde temprana edad. Las manchas solares suelen ser inofensivas, pero se pueden tratar de manera efectiva si te molestan. Es igual de importante recordar que cualquier mancha en la piel que sea oscura o cambie de apariencia debe ser evaluada por un médico.

Cómo prevenir y tratar las manchas solares

Limita tu exposición al sol

Las manchas solares reciben su nombre por una razón obvia: todo comienza con el sol. La prevención es clave, así que siempre que estés al aire libre usa protector solar, sombreros y lentes. Si vas a pasar mucho tiempo al aire libre y no estás acostumbrada a reaplicar tu SPF, considera invertir en ropa con protección UV.

Usa un protector solar de amplio espectro

Aplica diariamente un protector solar con un mínimo de SPF 30, sin importar tu tipo de piel. Incluso las personas con tonos de piel más oscuros pueden desarrollar manchas solares. No olvides que los rayos UVA del sol pueden penetrar a través de las nubes y las ventanas, por lo que debemos usar protector solar todos los días, todo el día, incluso si no planeamos estar expuestos a la luz solar directa.

Evita el Calor

Durante años se pensó que las manchas solares sólo las provocaba el sol. Hoy en día sabemos que el calor también puede estimular la melanina y generar hiperpigmentación. Esto significa que no importa cuán diligente seamos en usar protector solar y buscar sombra, la piel aún puede desarrollar manchas solares si nos exponemos constantemente a altas temperaturas.

Usa un sérum antioxidante

Puedes incluir un antioxidante tópico, como la vitamina C, en tu rutina y aplicarlo debajo del protector solar. Esto nos ayudará a proteger la piel aún más del daño de los radicales libres causado por la radiación UVA. Además de darle un brillo natural a la piel, los antioxidantes pueden suprimir la producción de melanina, lo que ayuda a atenuar y prevenir las manchas solares.

Incluye Retinol en tu rutina

El retinol, un derivado de la vitamina A, es uno de los ingredientes más efectivos que podemos usar para prevenir las manchas solares. Entre sus beneficios se encuentra fomentar la renovación celular y ayudar a desvanecer la pigmentación mientras aumenta la producción de colágeno y disminuye las líneas de expresión. Pero úsalo con precaución, ya que también puede aumentar la sensibilidad al sol, por lo que el SPF es la clave para usar este ingrediente de manera segura.

Opta por exfoliantes químicos

Una de las mejores maneras de controlar la decoloración de la piel y las manchas solares es exfoliar regularmente. La exfoliación química consiste en aplicar un ácido a la piel (como el ácido glicólico o láctico) para bajar el pH de la piel y disolver las células muertas. Esto fomenta la renovación celular y ayuda a desvanecer la pigmentación.

 

El hecho de que aparezcan manchas solares o pecas en tu piel durante el verano no significa que estés recibiendo más daño solar que otras personas. Todos tenemos predisposiciones genéticamente codificadas en nuestra piel, y la pigmentación es una de ellas. Recuerda que todos tenemos diferentes objetivos y formas de cuidar nuestra piel, así que lo importante es conseguir una rutina que se adapte a nuestras necesidades.

¡Espero que esta información te brinde las herramientas que necesitas para lograr tus objetivos y disfrutar de los días soleados!


Older Post


0 comments


Leave a comment

English
English